Genero y feminismo

Perspectiva feminista de la desigualdad de género

El feminismo es un enfoque interdisciplinario de las cuestiones de igualdad y equidad basadas en el género, la expresión de género, la identidad de género, el sexo y la sexualidad, tal como se entienden a través de las teorías sociales y el activismo político. Históricamente, el feminismo ha evolucionado desde el examen crítico de la desigualdad entre los sexos hasta un enfoque más matizado de las construcciones sociales y performativas del género y la sexualidad.

En la actualidad, la teoría feminista pretende cuestionar las desigualdades e injusticias a lo largo de las líneas interseccionales de capacidad, clase, género, raza, sexo y sexualidad, y las feministas buscan efectuar cambios en las áreas en las que estas interseccionalidades crean desigualdades de poder. La discusión intelectual y académica de estas desigualdades permite a nuestros estudiantes salir al mundo conscientes de las injusticias y trabajar para cambiar las dinámicas insanas en cualquier escenario.

Las activistas políticas feministas hacen campaña en áreas como los derechos reproductivos, la violencia doméstica, la equidad, la justicia social y cuestiones laborales como la baja médica familiar, la igualdad salarial y el acoso y la discriminación sexual.

¿Qué papel juega el género en el feminismo?

Las normas de género refuerzan la noción de que las mujeres son cuidadoras, débiles y emocionales, especialmente en comparación con sus homólogos masculinos. Aunque estos atributos no son intrínsecamente negativos, sí lo son las implicaciones que tienen y que condicionan la vida de las mujeres.

¿Cuáles son los tres tipos de feminismo?

Surgieron tres tipos principales de feminismo: el de la corriente principal/liberal, el radical y el cultural.

¿Qué es el feminismo de la Reforma de Género?

Los feminismos de reforma de género sitúan a las mujeres en estas perspectivas. Feminismo liberal. Teóricamente, el feminismo liberal afirma que las diferencias de género no se basan en la biología y, por tanto, que las mujeres y los hombres no son tan diferentes: su humanidad común supera su diferenciación procreativa.

La primera feminista

A lo largo de los años se han desarrollado diversos movimientos de ideología feminista. Varían en cuanto a objetivos, estrategias y afiliaciones. A menudo se solapan, y algunas feministas se identifican con varias ramas del pensamiento feminista.

Tradicionalmente, el feminismo suele dividirse en tres tradiciones principales que suelen denominarse feminismo liberal, reformista o de la corriente principal, feminismo radical y feminismo socialista/marxista, a veces conocidas como las «tres grandes» escuelas de pensamiento feminista; desde finales del siglo XX también han surgido diversas formas más nuevas de feminismo, algunas de las cuales se consideran ramas de las tres tradiciones principales[1].

Judith Lorber distingue tres grandes tipos de discursos feministas: los feminismos de reforma de género, los feminismos de resistencia de género y los feminismos de revolución de género. En su tipología, los feminismos de reforma de género están arraigados en la filosofía política del liberalismo con su énfasis en los derechos individuales. Los feminismos resistentes al género se centran en comportamientos específicos y en dinámicas de grupo que mantienen a las mujeres en una posición subordinada, incluso en subculturas que dicen apoyar la igualdad de género. Los feminismos de la revolución de género pretenden trastocar el orden social mediante la deconstrucción de sus conceptos y categorías y el análisis de la reproducción cultural de las desigualdades[2].

¿Qué es el feminismo resistente al género?

Los feminismos resistentes al género se centran en comportamientos específicos y dinámicas de grupo a través de las cuales se mantiene a las mujeres en una posición subordinada, incluso en subculturas que dicen apoyar la igualdad de género.

¿Qué son los roles y estereotipos de género?

Un rol de género es un conjunto de comportamientos y actitudes que la sociedad considera «aceptables» o «deseables» para nuestro sexo o género. … Hay 4 tipos básicos de estereotipos de género: Rasgos de personalidad – Por ejemplo, se espera que las mujeres sean emocionales, mientras que los hombres son confidentes y agresivos.

¿Cuál es el papel del género masculino?

En general, se espera que los hombres sean fuertes, agresivos y audaces. Todas las sociedades, grupos étnicos y culturas tienen expectativas sobre los roles de género, pero pueden ser muy diferentes de un grupo a otro. También pueden cambiar en una misma sociedad a lo largo del tiempo.

Cuestiones feministas

La Revista de Estudios Internacionales ha estado a la vanguardia de las conversaciones sobre la incorporación del análisis de género y feminista en el estudio de las Relaciones Internacionales. A continuación se presenta una colección de artículos que destaca una selección de los trabajos de vanguardia que han aparecido en la RIS en el transcurso de los últimos veinticinco años. Estas intervenciones muestran el trabajo de académicos emergentes y consolidados, todos los cuales han ampliado los límites de quién y qué cuenta en y como política global. Como demuestran estos trabajos, el análisis de género y feminista ha sido fundamental a la hora de reformular las cuestiones de poder, estructura y agencia en el estudio de la política mundial en general.

¿Qué es el feminismo en palabras sencillas?

El feminismo es un movimiento social, político y económico. El feminismo consiste en cambiar la forma en que la gente ve los derechos de los hombres y de las mujeres (principalmente de las mujeres), y en hacer campaña por la igualdad. Alguien que sigue el feminismo se llama feminista. El feminismo comenzó en el siglo XVIII con la Ilustración.

¿Qué es exactamente el feminismo?

En su esencia, el feminismo es la creencia en la plena igualdad social, económica y política de las mujeres. El feminismo surgió en gran medida como respuesta a las tradiciones occidentales que restringían los derechos de las mujeres, pero el pensamiento feminista tiene manifestaciones y variaciones globales.

¿Cuáles son algunos ejemplos de feminismo?

Las mujeres que lucharon por el derecho al voto, llamadas sufragistas, son un ejemplo temprano de feminismo. Teoría social o movimiento político que defiende la necesidad de eliminar las restricciones legales y sociales a las mujeres para conseguir la igualdad de ambos sexos en todos los aspectos de la vida pública y privada.

Visión general de las teorías feministas

El feminismo es uno de los movimientos más antiguos de la historia mundial. No hay una definición única, pero el feminismo se reduce a acabar con la discriminación de género y a conseguir la igualdad de género. Dentro de este objetivo, hay muchos tipos de feminismo. En lugar de describirlos aisladamente unos de otros, el feminismo puede dividirse en «olas».

La metáfora de las olas es la explicación más común de los movimientos del feminismo, aunque no está exenta de defectos. Puede simplificar en exceso una complicada historia de valores, ideas y personas que a menudo entran en conflicto. Con esta simplificación, uno podría pensar que la historia del feminismo es un arco directo. La realidad es mucho más complicada. Hay muchos sub-movimientos que se apoyan (y luchan) entre sí. Dicho esto, la metáfora de la ola es un punto de partida útil. No cuenta toda la historia, pero ayuda a esbozarla. Hay cuatro olas:

La primera ola, a finales del siglo XIX, no fue la primera aparición de los ideales feministas, pero fue el primer movimiento político real del mundo occidental. En 1792, Mary Wollstonecraft publicó la revolucionaria Vindicación de los Derechos de la Mujer. En 1848, unas 200 mujeres se reunieron en una iglesia. Presentaron 12 resoluciones en las que pedían derechos específicos, como el derecho al voto. Los derechos reproductivos también se convirtieron en una cuestión importante para las primeras feministas. Tras años de activismo feminista, el Congreso aprobó finalmente la 19ª enmienda en 1920 y concedió el voto a las mujeres. Esto ocurrió casi 30 años después de que Nueva Zelanda se convirtiera en el primer país donde las mujeres podían votar.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad